Terapeuta con paciente

Terapia Física

La palabra terapia indica a aquella parte dentro de la Medicina que se ocupa especialmente del tratamiento de las enfermedades, mientras que la palabra física se utiliza para referirse a todo aquello vinculado o propio al cuerpo, entre ellos su constitución y la naturaleza.

Ahora bien, aclarados ambos términos que componen el concepto que nos ocupará a continuación diremos que la terapia física es aquella rama de la medicina que se ocupa de tratar las afecciones físicas de nuestro cuerpo a través del ejercicio o de diversas prácticas tales como la aplicación de frío, de calor, de agua, electricidad y la realización de masajes en aquellas zonas afectadas.

Por otra parte, la terapia física también se ocupará de diagnosticar aquellas enfermedades que afectan la capacidad de movimiento o muscular. Para ello hace uso de test eléctricos y manuales que brindan un panorama general y preciso de la fuerza muscular, del movimiento de las articulaciones y del desarrollo de las funciones, entre otras cuestiones.

Básicamente, la terapia física actuará en aquellos casos en los que las funciones que facilitan los movimientos corporales se encuentran afectadas, ya sea por el padecimiento de alguna enfermedad o por haber padecido un accidente que de pronto la resintió. Entonces, su principal misión será la de restablecer su funcionamiento satisfactorio para que la persona pueda realizar normalmente su vida.

¿Cuál es su objetivo y que puede hacer la Terapia Física por mí?
Su finalidad es recuperar el tejido lesionado, restaurar la función de los sistemas que han sido alterados, reeducar el movimiento corporal humano asociado a la lesión, elevar el potencial remanente, prevenir y/o evitar lesiones recurrentes o futuras. Obteniendo como resultado: incrementar la calidad de vida en su reintegración a las actividades de la vida diaria ya sea parcial o totalmente.

¿Cuanto tiempo va a tomar el tratamiento?
El número de sesiones totales y por semana dependera de la prescripción médica, y evaluación del fisioterapeuta; teniendo como variables: la gravedad de la lesión o padecimiento, estado de salud y edad del paciente. El tiempo de tratamiento por sesión es de 30 minutos a 1 hora aproximadamente.